ESTHER BARNIOL | El impresor, un aliado para tu branding
21973
post-template-default,single,single-post,postid-21973,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

El impresor, un aliado para tu branding

Cuando tienes que dar a conocer un proyecto, un producto o un servicio, el cómo lo presentas cuenta y mucho. Por eso para tus invitaciones a eventos, tarjetas, catálogos o folletos te recomiendo priorizar la calidad de la impresión si quieres dar una buena imagen.

La copistería que tienes a la vuelta de tu casa o la fotocopiadora de la papelería son muy útiles y eficaces para imprimir documentos del día a día.

Pero para la imagen de tu marca es mejor que cuentes con un impresor de confianza. Él aportará valor a tus impresos, que son parte de tu carta de presentación, en la que necesitas tener, y dar, la mejor impresión.

 

3 aspectos clave para elevar tu papelería corporativa

 

  1. Elige el papel adecuado a tu marca

El logo, la tipografía y los colores corporativos determinan la identidad visual de tu marca, pero también el soporte en el que la exhibas, ya que puede aportarle mucho valor. Papeles satinados, estucados brillo o mate, con texturas diferentes, incluso los reciclados le darán carácter y contribuirán a la imagen de tu negocio. También el gramaje marcará la diferencia, no es lo mismo imprimir tu papelería corporativa en 80, que en 100 o 120 gramos. Incluso puedes optar por un gramaje de 250 cuando la presentación requiere de una consistencia más propia de una cartulina.

  1. Prueba de color

Quizás te ha pasado que al llevar esas tarjetas que diseñaste con todo el amor del mundo y dedicándoles miles de horas cuando las has imprimido el resultado ha sido terrible. ¿Qué ha pasado con el color? ¡Si en el ordenador se veían genial! Te recomiendo que pidas siempre a tu impresor una prueba de color. De esta manera, le facilitas el trabajo ya que él tendrá una guía para la impresión y podrás recoger tus diseños con la tranquilidad de que se verán igual que en la pantalla de tu ordenador.

  1. Opción de impresión offset o digital

No te voy a aburrir con datos técnicos. Solo decirte que desde hace algunos años, con la llegada de las impresoras digitales, ya no es indispensable la impresión offset. En la actualidad con ambas tecnologías se obtienen resultados similares.

Si te urge, la mejor opción es la digital, es mucho más rápida ya que no necesita de la preparación de las planchas ni de un tiempo de secado para hacer la encuadernación. Además, en la impresión digital puedes llegar a imprimir un formato de 32×70. También cuando se trata de tiradas pequeñas o de impresiones personalizadas resulta mucho más económica. Mientras que si quieres hacer una tirada de más de 2.500 impresiones la más rentable es la offset.

Por último las impresoras digitales aceptan muchas opciones de papel, incluso imprimen sobre otros soportes, como PVC, papeles sintéticos o imanes.

En el estudio hace más de 15 años que trabajamos con el mismo impresor, que nos aconseja siempre sobre cuál es mejor sistema de impresión para poder conseguir el resultado que queremos para cada proyecto. Ofrecemos de esta manera el servicio de imprenta para que el cliente no se tenga que ocupar ni preocupar por el resultado.

La imagen de tu marca se construye también con la papelería corporativa. Si la cuidas utilizando materiales, texturas e impresión de calidad adecuada esto te ayudará a comunicar los valores de tu marca con mayor impacto. Así que ya lo sabes, hazte de un impresor de confianza, porque una buena impresión es lo que cuenta.